“Podemos dar un salto cualitativo hacia la investigación de buena calidad y con alta pertinencia”

Doctor Benjamín Suárez, nuevo director del ICBM.

Su programa así lo ratifica: “En el ámbito nacional la Universidad de Chile se enfrenta a políticas restrictivas para la educación pública. Anuncios sobre el compromiso del Estado para el financiamiento de ciencia y tecnología han sido modificados de manera negativa, generando incertidumbre en la comunidad científica”.  A pesar de algunas noticias muy recientes que generan cierto optimismo, el doctor Suárez piensa que seguirá siendo una tarea esencial defender la investigación básica y biomédica en el ICBM y en toda la Universidad de Chile, generando condiciones para fortalecer la competitividad de sus investigadores y su asociatividad, dando apoyo total y efectivo a las iniciativas de sus académicos para que postulen exitosamente a proyectos mayores nacionales e internacionales y asegurando que esas iniciativas puedan ejecutarse sin tropiezos en el contexto institucional.

– ¿Cuáles serán las vías de concreción de estas metas?
– Queremos continuar con la renovación académica como primera meta, con los fondos de los que se dispone a través de los retiros programados, que permiten ir contratando personas cruciales. Mi foco estará centrado en la contratación de personas con el perfil de excelencia necesario para que logren cohesionar nuevos grupos de investigación, en especial en el dominio de la integración básico clínica en torno a patologías de alta prioridad. Para ello, el apoyo de la doctora Carmen Larrañaga, como subdirectora académica del ICBM, y del doctor Flavio Salazar como subdirector de Investigación y Desarrollo, será de especial importancia por la experiencia e innovación que representan sus propias carreras académicas y por la pertinencia de sus proyectos científicos. Se trata de innovar para abrir oportunidades de integración, y la primera exigencia es mejorar nuestra articulación institucional en políticas e iniciativas. Ese ha sido el tema principal de conversaciones iniciales con el rector de la Universidad de Chile, profesor Víctor Pérez, y con el vicerrector de Investigación y Desarrollo, doctor Miguel O’Ryan.

Un segundo aspecto en que hará énfasis, agrega, “es el apoyo sistemático al desarrollo de la carrera académica, en especial de los investigadores contratados en los últimos años. La doctora Larrañaga coordinará un equipo de estudio en esta materia, constituido inicialmente por los doctores Yedi Israel, Jorge Allende, Arturo Ferreira, Fidel Avendaño y Norbel Galanti. En una primera etapa los he convocado a reflexionar para  instalar en nuestra cultura la tarea del “mentoring” que le corresponde de manera obvia a los líderes académicos y que es una dimensión informal en nuestro medio, no reconocida en la descripción de cargos y menos considerada como un antecedente de carrera académica para los “seniors”. Considero que esta tarea mayor y delicada es esencial para nuestro desarrollo y el logro de una renovación verdadera con académicos que cumplan altos estándares pero que sean apoyados durante el inicio de su carrera”.
Por otra parte, la integración básico clínica “es una inquietud de muchos colegas, especialmente de  las escuelas de la Salud y de jóvenes médicos que han obtenido su doctorado en Ciencias Médicas”. En esa línea, sentencia que es necesario explicitar una política de facultad que apoye su desarrollo en los campus, las escuelas de pregrado, de Salud Pública y el Hospital Clínico. “Por ejemplo, en coordinación con la Subdirección de Campus Clínicos, organizaremos equipos mixtos ICBM-Campus que preparen proyectos, por ejemplo, sobre las patologías de alta prioridad definidas por el CONIS. Estas fueron las prioridades de la iniciativa Proyecto Marco para Investigación en Salud y Biomedicina del Campus Norte, que el rector quiere que revisemos en este nuevo período para apoyarla fuertemente. A esa tarea nos dedicaremos este año 2011 con un equipo interfacultades.

Con la Escuela de Salud Pública se puede trabajar en aquellos temas que requieran atención preferente, tales como salud ambiental, ambientes extremos y estrategias innovadoras de prevención y promoción de la salud en las que tenemos personalmente experiencia previa. La colaboración del ICBM con unidades de campus puede apoyar significativamente las presentaciones a concursos de proyectos mayores, por ejemplo, en el área de la infectología o cáncer. Esos fondos podrán contribuir a establecer en los campus los espacios protegidos para la investigación de buena calidad y alta pertinencia que se requieren”.

Más aún: añade que “el mecanismo esencial para consolidar la relación de los académicos con sus unidades es generar condiciones para que su proyecto de vida científico-profesional se realice desde esos espacios. Hay iniciativas y proyectos en curso que son ejemplares pero este es un tema de mediano plazo que requiere, en primer lugar, de políticas a nivel de Facultad que deben precisarse mejor para lograr resultados medibles”.

Para ello, el nuevo director recuerda que en el ICBM se ha contratado a varios médicos en algunos cargos de jornada parcial, para contar con la posibilidad de tenerlos en convenio con diferentes unidades clínicas. “Es una manera de organizarse, pero que requiere que la contraparte considere a la investigación como una prioridad. Nosotros tenemos la disposición de coincidir. En las escuelas de pregrado hay excelentes ejemplos de académicos y académicas que se formaron en el Doctorado de Ciencias Biomédicas, pues están orientando su renovación pensando en que puedan sustentar sus propios postítulos o postgrados, y en eso podemos contribuir sin duda”.

Aunando esfuerzos
Pero la ciencia, añade el doctor Suárez, requiere articulación de políticas e iniciativas, así como ser respaldada en su relevancia por toda la comunidad y las autoridades de la Universidad de Chile. “Puede darse un salto cualitativo si la institución nos ayuda a opinar en la defensa de la investigación de buena calidad en general y en el ICBM en particular. El rector, profesor Víctor Pérez, dio una durísima pelea para fortalecer el área de humanidades y ciencias sociales; queremos que ahora se enfoque en las ciencias básicas y biomédicas. Creo que hay una posibilidad de actuar, acordar una política de colaboración entre la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo, la Dirección de Investigación y Tecnología de nuestra facultad y nosotros, así como con otras facultades, para generar una opinión corporativa e independiente de la Universidad de Chile en defensa de las ciencias”.

Cecilia Valenzuela
Fotografía: FacMed/David Garrido

LINK ICBM AQUÍ

http://www.med.uchile.cl/2010/5210-podemos-dar-un-salto-cualitativo-hacia-la-investigacion-de-buena-calidad-y-con-alta-pertinencia.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s