El nivel de acceso a la educación superior en A.Latina es apenas del 32 por ciento

El nivel de acceso a la educación universitaria en Latinoamérica es del 32 por ciento, muy por debajo del 87 por ciento de Europa, el 67 por ciento de Asia y el 62 por ciento de Estados Unidos, dijeron hoy expertos en Miami.

Chile, Brasil y Colombia son los países de América Latina con el mayor porcentaje de estudiantes que pueden cursar estudios superiores en la región.

El asunto fue analizado en el foro “Reforma y política educativa en Latinoamérica: Innovación, Inclusión y alianzas pública-privadas”, organizado por el Consejo de las Américas y el Miami Dade College, con el objetivo de incrementar el acceso y mejorar la calidad de la educación.

Chile ocupa el primer lugar con un 45 por ciento de los estudiantes que logran ir a la universidad; Brasil ocupa la segunda posición con el 36 por ciento, seguido por Colombia con el 34 por ciento, según Ricardo Cuenca, investigador del Instituto de Estudios Peruanos (IEP).

Varios países de la región como Colombia, Perú o Panamá avanzan en profundas reformas educativas que les ayudará a mejorar el nivel de los estudiantes y reducir la brecha social que sólo permite a un porcentaje muy bajo de ellos ingresar a los centros de educación superior, de acuerdo con los expertos.

El éxito de estos cambios, agregaron, está en la consolidación de los convenios entre sus Gobiernos y la empresa privada.

El modelo panameño, por ejemplo, pasa por la necesidad de capacitar a 40.000 docentes en conocimientos de alta tecnología y computadores, dijo a Efe la ministra de Educación de Panamá, Lucy Molinar.

“Nosotros seleccionamos a 263 profesores, considerados los mejores, para que fueran los primeros en recibir la capacitación brindada por Microsoft. Luego ellos serán responsables de dar a conocer lo que aprendieron a los otros”, indicó.

Molinar agregó que en Panamá la mayoría de los docentes no tiene ninguna capacitación en tecnología y que muchos incluso no han visto un computador en su vida.

“Por esto el convenio firmado con Microsoft es muy importante para nosotros, ya que este es el primer paso para garantizar una mejor educación para las futuras generaciones. Además, será muy interesante porque le permitirá a los maestros hacer las clases de otra manera, más llamativas”, comentó la funcionaria.

La innovación en las clases y motivar a los estudiantes son los principales retos de Panamá, según Molinar.

“Debemos adaptarnos a los nuevos tiempos porque es la única forma de lograr que los estudiantes participen en los diferentes programas educativos”, resaltó.

Por su parte, Joice Fernandes, director mundial de Microsoft Corporation, para alianzas públicas y privadas, afirmó que lo que se está haciendo en Panamá es algo muy ambicioso y que su empresa realiza diferentes proyectos sociales a nivel internacional.

“Nosotros hablamos en los países para que entiendan que el acceso a la tecnología y a la educación superior no es un privilegio. Esto es un derecho para todos los jóvenes, para todos los maestros, y para todas las personas”, dijo.

“En Portugal, por ejemplo, se adelanta desde hace varios años un proyecto educativo con escuelas privadas donde cada niño tiene un computador portátil que al final de cada jornada escolar puede llevar a casa. Esto ha creado un impacto muy grande en ellos y el nivel educativo y de aprendizaje se ha acelerado”, afirmó Fernandes.

Otra experiencia fue expuesta por Felipe Vergara, cofundador y director general de Lumni Inc., una empresa colombiana que busca jóvenes con talento y escasos recursos para darles una oportunidad.

Vergara asegura que “el continente debe tener otro tipo de sociedad: más igual y con mayor capacidad para competir” y que la clave está en tratar de eliminar el “gran abismo social que ha existido entre unos y otros por falta de oportunidades para estudiar”.

Lumni patrocina desde hace nueve años a destacados estudiantes que por razones económicas no pueden costearse los estudios y actualmente financia a más de 1.600 en Colombia.

También ofrece apoyo financiero en Chile y en México, países donde tiene un número superior a los 400 estudiantes y en Estados Unidos, donde incursionó hace poco, sostiene a otros 15.

“Nosotros les damos todas las comodidades financieras para que estudien y se graduen sin ningún problema. Cuando terminan y ya están trabajando deben empezar a retribuir una parte mínima del dinero invertido para luego volverlo a invertir en nuevos talentos”, explicó Vergara.

La empresa trabaja con varias ONG y compañías privadas que “luego de ver nuestro trabajo se interesan en apoyar esta labor”.

Fuente -EFE 10/2/2011

http://www.google.com/hostednews/epa/article/ALeqM5h8vtuDfRzwXFU90ZMnbF_x7TKQig?docId=1461817

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s