Universidad de Chile tendrá el mayor número de Núcleos Milenio vigentes en Ciencias Sociales

De los seis nuevos Núcleos Milenio en Ciencias Sociales que creará la Iniciativa Científica Milenio, dos corresponden a laUniversidad de Chile, y un tercero se realizará en colaboración con otras dos instituciones. Las buenas noticias no terminan, pues el Consejo Directivo decidió la renovación de tres Núcleos que concluyen su primer período, uno de ellos de esta Universidad, con lo cual la Casa de Bello tendrá en vigencia la mayor cantidad de estos centros de investigación.

El Centro Intelis, que lidera el Prof. José Miguel Benavente de la Facultad de Economía y Negocios (FEN); y el Centro de Investigación en vulnerabilidades y desastres socio-naturales, liderada por el Prof. Hugo Romero y desarrollada en conjunto por la Fac. de Arquitectura y Urbanismo y la Fac. de Cs. Sociales (FACSO), son los dos nuevos Núcleos de la U. de Chile. Junto con esto, el Núcleo de Intervención Sicológica y Cambio en Depresión cuenta también con la participación de esta Casa de Estudios.

Datos que reafirman el liderazgo de la U. de Chile en investigación, pero que también constituyen una potente señal del desarrollo que están alcanzando las Ciencias Sociales en esta Casa de Estudios, la cual tiene entre sus desafíos batir sus propios récord en investigación, pero de forma armónica entre todas las disciplinas que alberga. Cabe destacar que una de las iniciativas nació años atrás como un proyecto DOMEYKO Sociedad y Equidad de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo.

Por su parte, el Centro de Microdatos liderado por el Prof. David Bravo de la FEN, fue renovado por tres años. Así, los dos únicos Núcleos de economía que estarán en vigencia pertenecen a esta Casa de Estudios.

Junto con destacar el trabajo y esfuerzo de todos los equipos que se adjudicaron estos fondos, el vicerrector relevó especialmente el trabajo del Centro de Investigación en Vulnerabilidades y Desastres Socio-Naturales, que nació hace algunos años como un proyecto DOMEYKO: “Es un hito, pues una de las grandes iniciativas de la U. de Chile es dar un impulso a aquellas Unidades que han tenido un menor desarrollo en investigación. Haber ganado este proyecto, con mucha gente joven participando, va en esta línea y en este sentido es un gran logro”.

Todos estos proyectos recibirán cerca de $ 60 millones anuales por tres años. Luego, los nuevos centros de investigación tendrán la posibilidad de renovar su calidad de Núcleo Milenio.

Los proyectos ganadores fueron elegidos por el Consejo Directivo de la Iniciativa Científica Milenio de entre un total de 39 Anteproyectos que se presentaron a partir del concurso abierto en mayo de 2010.

“Todos debemos estar comprometidos en la reconstrucción de las ciencias sociales”

El Prof. Hugo Romero, responsable del Núcleo Milenio de Investigación en Vulnerabilidades y Desastres Socio-Naturales, expresó que este centro de investigación es resultado de una apuesta novedosa en la U. de Chile, como es el proyecto DOMEYKO, y que demuestra “que más allá de las diferencias que nos separan, de los recursos, de las distancias físicas, es necesario desarrollar un conocimiento complejo, abrir un diálogo de saberes, pronunciarse de forma más integrada respecto a problemas nacionales que precisamente por su profundidad y complejidad, requieren de un análisis multidisciplinario”.

El objetivo de este proyecto es analizar los desastres naturales que están ocurriendo en Chile y en otros lugares del mundo e investigar cómo se concadenan los factores sociales, psicológicos y territoriales, cómo actúan, cómo se pueden sistematizar para formular planes que los consideren adecuadamente.

“Tenemos la sensación de que estamos teniendo una mayor frecuencia o magnitud de los llamados desastres naturales, pero el efecto que tengan no depende sólo de la magnitud del evento natural o geofísico, sino muy especialmente del comportamiento de la sociedad”, explica el Prof. Romero. Algunos de los desafíos propuestos son poder entregar recomendaciones de cómo preparar a líderes comunitarios, a los servicios públicos, cómo participar en la formulación y discusión de las políticas públicas, “en definitiva, todas las acciones que signifiquen incorporar el llamado riego natural como un elemento importante de la planificación estratégica del país, de las decisiones cotidianas que se adoptan”.

Psicología, sociología y urbanismo son algunos de los enfoques que los investigadores decidieron compatibilizar en este proyecto, pero además decidieron que era primordial integrar las miradas de las propias personas de las comunidades.

Frente a la importancia que reviste el fortalecimiento de la investigación en las Ciencias Sociales, el Prof. Romero manifestó que “todos debemos estar comprometidos en la reconstrucción de las ciencias sociales. Las instituciones sociales fueron tremendamente afectadas por la intervención universitaria durante mucho tiempo y muchos recursos humanos altamente calificados no volvieron al país”. Agrega que, además, hoy en día en el país se advierte una cierta dificultad para debatir los asuntos públicos o para representar los puntos de vista legítimos de diferentes actores sociales que piensan distinto sobre el presente y el futuro.

“Hay que fortalecer la democracia, relevar el tema social y la importancia de que las decisiones sean adoptadas con la participación social, porque éstas no se pueden tomar considerando sólo un punto de vista o la rentabilidad económica.”, dice el académico, quien opina que en este sentido, el país está en deuda.

Por su parte, la académica del Departamento de Psicología y directora de Investigación de FACSO, Dra. Sonia Pérez, investigadora responsable suplente del proyecto, se refirió a la motivación que dio origen a esta iniciativa. “El interés por abordar esta problemática y el compromiso por hacerse cargo de un centro de estas características surge precisamente de la experiencia de haber trabajado juntos por tres años en el Programa Domeyko, Política, Pobreza y Exclusión Social”, explicó la académica.

Es así como se integra la sociología, psicología, geografía, agronomía, economía, las ciencias políticas y la arquitectura y el urbanismo, permitiendo integrar visiones y saberes, para abordar de forma más panorámica la complejidad de estos fenómenos, permitiendo así propuestas de políticas públicas con mayor probabilidad de efectividad. “Ninguno de nosotros, por sí sólo, hubiera abordado el tema integrando la consideración del sujeto, de elementos culturales, situación del hábitat, condiciones ambientales, como variables dinámicas e interrelacionadas presentes en las comunidades vulnerables”, destacó la Dra. Peréz.

Edición: Universia / RR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s