La urgente necesidad de recursos para investigar en salud pública

Giorgio Solimano, académico y director del Programa de Salud Global, Escuela de Salud Pública, Universidad de Chile.

El reciente informe “Universidades de Investigación y el Futuro de Estados Unidos”(1), encargado por las academias nacionales de Ciencias, Medicina e Ingeniería a un Comité de Personalidades, dejó en evidencia la crisis que afecta a la investigación en ese país. Hecho a requerimiento del Congreso Federal, forma parte de un plan para revitalizar las universidades en ese ámbito.

El documento, junto con reconocer la crítica situación actual, llama a fortalecer la asociación entre universidades, gobierno federal, Estados, filantropía e industria y, por sobre todo, se pide a los políticos tomar decisiones fundamentales que permitan a Estados Unidos recuperar terreno en la generación de conocimientos mediante la investigación científica, la innovación y la educación de sus ciudadanos.

Esta preocupación que representan públicamente las elites de esa nación y que afectará su liderazgo futuro debería también alertarnos en nuestro país, donde la situación es bastante más crítica. Las cifras de gasto en Investigación y Desarrollo entregadas por Conicyt para 2004 alcanzan a 0,68 del PIB de Chile, mientras que en esa misma fecha en Estados Unidos era 2,68 y en Brasil de 0,91.

Si bien en Chile el financiamiento en investigación es en general bajo, particularmente preocupante es la situación en salud pública. Los estudios en esta área son fundamentales para definir políticas y programas en un amplio espectro de problemas que afectan la salud individual y colectiva en nuestro país. Estos deben permitir promover una buena salud, prevenir la enfermedad y prolongar la vida así como generar mayor equidad en la comunidad. Sin embargo, existe solo un fondo nacional para este fin, y cada vez resulta más difícil obtener recursos provenientes de agencias extranjeras.

Hoy solo alrededor del 10 por ciento de los proyectos de investigación en esta temática que postulan al Fondo Nacional de Investigación y Desarrollo en Salud, Fonis es aprobado. El Fonis entregó un total de $956.829.000 en 2011. Ello redunda en que los montos asignados sean insuficientes para remunerar adecuadamente a quienes los presentan, así como para difundir y publicar sus resultados; y que la duración de los proyectos sea muy corta.

Las cifras citadas son conclusiones del estudio “Estado del arte de la investigación en salud pública en Chile, 1989-2009” (2), del cual soy coautor. En él se evidencia que la comunidad investigadora considera que el financiamiento es lejos la principal limitante para su labor, pues debe competir por fondos únicos y bajos presupuestos, y lidiar con la escasez de investigadores y la dificultad para conservar equipos por los vacíos de tiempo que se producen entre la aprobación de un proyecto y otro. Asimismo, califica como cortapisas la lentitud en la progresión en la carrera académica de los investigadores en salud pública, y la falta de tiempo para investigar, ya que por las bajas remuneraciones deben realizar otros trabajos, extendiendo sus jornadas laborales y perjudicando la calidad de su quehacer.

Respecto de las instituciones que realizan investigación en salud pública, se demuestra que ella se concentra en las universidades (81%); y que entre estas resaltan la Universidad de Chile con el 47%, la Universidad Católica con el 17% y la Universidad de Concepción con el 12%. Un esfuerzo como el Programa Domeyko de la Vicerrectoría de Investigación de la U. de Chile, en el cual me correspondió estar a cargo del área salud, solo funcionó durante tres años. Y aunque entregó recursos para proyectos en áreas prioritarias, becó tesistas y otorgó pasantías en el extranjero a doctorandos, no tuvo continuidad financiera, limitando el impulso otorgado a la investigación e innovación por la Universidad de Chile.

Investigación esencial

Pese a estas dificultades en los últimos dos decenios se han llevado adelante 285 trabajos con fuentes de financiamiento institucionalmente reconocidas y otra importante cantidad se ha hecho a pulso.

Cuánta de esa investigación se ha traducido en la generación de políticas públicas, fue algo que estuvo fuera del alcance del estudio. Pero ese vínculo, que otrora ha sido esencial en el país, no está ausente y enfatiza la necesidad de priorizar en investigación esencial en salud. Es decir, en aquella investigación que por su magnitud y pertinencia responde a la necesidad de intervenir para resolver los problemas, actuales y futuros, más urgentes de salud en el país. Es un hecho que los nuevos desafíos del desarrollo, y de ello no escapa la salud, requieren abordajes globales y la imperiosa necesidad de establecer asociaciones entre universidades nacionales y extranjeras y organismos públicos y privados. Y todo ello no puede funcionar sin fomento público.

Hoy sigue siendo un gran desafío para el Estado chileno, sobre todo por el futuro que se prevé de su población, incrementar el financiamiento para proyectos de investigación en general y, específicamente, en salud pública, fortaleciendo, además la educación de posgrado.

Con todo, si bien ha aumentado la formación de recursos humanos, incluyendo el nivel doctoral, si no se cuenta con fondos para mantenerlo —equipamiento infraestructura y perspectivas—, y retener sus investigadores, seguramente muchos de ellos migrarán y el país se verá obligado al doble gasto de atraer científicos extranjeros o formados en el exterior y recuperar a quienes han abandonado el país.

La iniciativa del Congreso de Estados Unidos debiera motivarnos para generar nuestra propia visión del estado de la investigación esencial en salud y formular un plan que permita abordar las actuales falencias en nuestras políticas y programas.

(1) https://aipuchile.wordpress.com/2012/07/12/tribuna-el-futuro-de-las-universidades-de-investigacion-preocupa-a-estados-unidos-se-adjunta-video/

(2) Libro en Pdf : “Estado del arte de la investigación en salud pública en Chile, 1989-2009”:  Estado_del_arte_de_la_Investigacion_en_sp.

Fuente:

http://www.saludpublica.uchile.cl/home/index.php?option=com_content&view=article&id=370:la-urgente-necesidad-de-recursos-para-investigar-en-s&catid=56:la-escuela-opina&Itemid=133

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s