Estudiante expulsado del Insuco 2 cumple diez días en huelga de hambre para exigir reincorporación

Por Rodrigo Alarcón

insuco

En conflicto se encuentran la dirección del Liceo Insuco 2 y un grupo de alumnos que fueron expulsados. Las autoridades académicas acusan que los estudiantes golpearon a profesores al intentar tomarse el establecimiento, pero los jóvenes lo niegan. Mientras, uno de ellos cumple once días en huelga de hambre.

De acuerdo a la dirección del liceo Insuco 2, el pasado jueves 9 de agosto un grupo de cerca de 25 encapuchados ingresó en forma violenta para tomarse el establecimiento, mientras se desarrollaban clases en el interior. En el lugar habrían actuado con agresividad y habrían golpeado a algunos profesores.

Funcionarios y docentes identificaron a siete alumnos como involucrados en el hecho, los cuales más tarde fueron expulsados. Ante esto, el pasado 21 de agosto algunos de los estudiantes se encadenaron a las puertas del liceo e iniciaron una huelga de hambre para exigir su reincorporación.

El único que mantiene el ayuno es Ángel Muñoz, quien permanece en la Casa Central de la Universidad de Chile, que se encuentra ocupada por estudiantes. “El sábado tuvieron que llevarme a la Posta porque tuve una descompensación. Me dio un dolor en el pecho y después como que no podía respirar. Ese día me pusieron suero y me hicieron exámenes de sangre. El decaimiento físico igual se nota, pero aquí los compañeros se preocupan de mi estado, cada cinco minutos vienen a ver si me hace falta algo, si estoy bien. Están súper preocupados”, relató el joven.

El director del Liceo Insuco 2, Rafael Contreras, señaló que algunos de los involucrados fueron trasladados a otros establecimientos, que también administra la Fundación Nacional del Comercio para la Educación, dependiente de la Cámara de Comercio.

La autoridad académica aseguró que pese a la huelga de hambre, la decisión no tiene vuelta atrás: “Es definitiva. Hay algunos compañeros que apelaron y fueron reubicados en otros colegios de la misma fundación. A ellos no se les está dejando sin matrícula o fuera del sistema, se les está dando la posibilidad de terminar su cuarto medio o el curso que corresponda en otro establecimiento de la fundación”, dijo.

Según Rafael Contreras, los docentes afectados debieron constatar lesiones y los estudiantes “entraron con palos, con fierros, agredieron, amenazaron e intimidaron. El manual de convivencia establece que dada la gravedad de los hechos, eso significaría inseguridad para el establecimiento”.

Que no se diga que es un tema ideológico, es un tema pedagógico. Todos estamos de acuerdo con el fondo, pero no coincidimos con la forma. Ellos les están haciendo daño al colegio que dicen defender”, añadió.

La versión de los estudiantes, sin embargo, es completamente opuesta. Por eso, desmintieron las acusaciones y presentaron, junto a abogados de la Defensoría Popular, un recurso de amparo para revertir las expulsiones.

Javiera Cárcamo, una de las alumnas, afirmó que durante el intento de toma no hubo agresión a profesores u otras personas que se encontraran en el liceo: “Si van a decir eso, deberían tener pruebas, nosotros lo negamos rotundamente. En ningún momento tocamos a un profesor. Lo que ocurrió fue que nos tomamos el liceo alrededor de las 13:30 de la tarde, con parte de la dirección, profesores y alumnos (adentro). Ellos lo catalogaron como secuestro, pero tampoco puede ser así porque en ningún momento cerramos las puertas del establecimiento. Cuando llegamos, les pedimos que se retiraran y fue su decisión quedarse adentro. No hubo absolutamente ningún golpe contra profesores, directiva o alumnos”, afirmó.

Javiera Cárcamo negó que recibieran la opción de ser trasladados a otros establecimientos y aseguró que, en realidad, las expulsiones son una represalia contra los alumnos que lideraron las movilizaciones del Insuco 2 en 2011: “Este año ha habido una persecución política desde que entramos, porque fuimos las caras visibles de la toma del año pasado. Estuvimos como voceros y obviamente no quieren que siga el movimiento en el colegio. Era lo que se nos venía encima, fue lo que dijimos el año pasado cuando terminamos la toma: que nos iban a querer echar a todos para que no siguiéramos organizando al alumnado y a la comunidad insucana. Y fue así”, indicó.

Cabe señalar que encapuchados se tomaron las instalaciones del Insuco 2 en la tarde del martes luego de la marcha convocada en el centro de Santiago. De acuerdo a la dirección, los ocupantes abandonaron el recinto durante la noche, por lo que esperaban retomar esta tarde la jornada normal.

Fuente: http://radio.uchile.cl/noticias/169305/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s