Acreditación Postgrado

Estimados/as,

Lo que usted debe saber sobre su programa de postgrado en la U de Chile.

—————————————————————————————————————————————————-

Antecedentes

Para ser acreditado, un programa debe cumplir con ciertas normas generales establecidas en el Reglamento General de los Estudios Conducentes a los Grados de Magíster y Doctor. De estas normas se desprenden una serie de criterios que es necesario aplicar para garantizar que un programa ofrezca la mejor formación en su área. Entre otros indicadores, el programa debe mostrar estadísticas positivas de ingreso, egreso y graduación de estudiantes; debe contar con suficientes profesores para la dirección de tesis en el área respectiva, así como con profesores colaboradores.

Debido a la naturaleza histórica de los programas, se hace necesario hacer correcciones cuando diversas amenazas aparecen en el horizonte del mismo, tales como envejecimiento del cuerpo académico, baja productividad de los mismos, disminución de los profesores, bajo ingreso de estudiantes, baja tasa de graduación, exceso de permanencia de los estudiantes en el mismo, falta de ciertas implementaciones físicas, bibliográficas o de equipamiento de los programas, etc.

El Departamento de Postgrado y Postítulo, mantiene con la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) un flujo constante de comunicación para la acreditación de programas nuevos o la reacreditación de los que se encuentran en los plazos de renovar este reconocimiento. Del mismo modo en los programas de Magíster se trabaja con las Facultades para inducir procesos de autoevaluación y la búsqueda de evaluadores externos, en lo posible de universidades de alto prestigio internacional que son contactados por la Oficina en Washington de la Universidad de Chile.

Mayor información en http://www.uchile.cl/portal/postgrado-y-postitulo/departamento-de-postgrado-y-postitulo/acreditacion-de-postgrado/4812/antecedentes

——————————————————————————————————————————————————–

ACREDITACIÓN PROGRAMAS DE POSTGRADO: DOCTORADO Y MAGÍSTER

La acreditación de los programas de postgrado es voluntaria, siendo susceptibles de ser acreditados los programas de doctorado y magíster como las especialidades en el área de la salud. Su objetivo es certificar la calidad de los programas ofrecidos por las instituciones autónomas de educación superior, en función de los propósitos declarados por cada institución que imparte dichos programas y los criterios o estándares establecidos por la comunidad científica o disciplinaria con ese fin.

Los plazos de acreditación podrán extenderse hasta 10 años, según el grado de cumplimiento de los criterios de evaluación. Dentro de los beneficios que implica la acreditación de postgrados es que permite a sus alumnos optar a fondos concursables de becas con financiamiento estatal, especialmente para los alumnos de doctorados.

Los programas de postgrados acreditados tienen una garantía de calidad que le permite al postulante y a sus alumnos tomar decisiones informadas al momento de decidir respecto a seguir un programa de este nivel en nuestro país.

En la actualidad un número significativo de las universidades del Consejo de Rectores imparten programas de nivel de postgrados como es el caso de magíster y doctorados.

Registro de Acreditación de Programas de Doctorado:
www.cnachile.cl

Registro de Acreditación de Programas de Magister:
www.cnachile.cl

Fuente: http://www.consejoderectores.cl/site/informacion_estadisticas_acreditacion_programa.php

——————————————————————————————————————————————————

ACREDITACIÓN DE LAS ESPECIALIDADES MÉDICAS Y SU PROCESO.


En Chile, este proceso esta a cargo de la Agencia Acreditadora de Programas de Posgrado, de Especialidad en Medicina y de Centros formadores de especialistas médicos, APICE.

Sitio web: http://www.apicechile.cl/

——————————————————————————————————————————————————

LEY NUM. 20.129

ESTABLECE UN SISTEMA NACIONAL DE ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR

Artículo 8, letra c) estipula que la Comisión Nacional de Acreditación, es la que debe pronunciarse sobre la acreditación de los programas de postgrado de las universidades autónomas, en el caso previsto en el artículo 46.

El TITULO IV de la Ley, profundiza acerca la acreditación del postgrado.

Sitio web: http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=255323

——————————————————————————————————————————————————

Columna del Rector en El Mercurio: Acreditación de educación superior en Chile

“…El sistema educativo debiera tener una normativa clara y fiscalización de los conflictos de interés, imponiendo a todas las instituciones educativas que reciben directa o indirectamente recursos fiscales, sean públicas o privadas, el control del uso de esos recursos por parte de la Contraloría General de la República y cumplir con la Ley de Transparencia….”.

Víctor Pérez Vera Rector Universidad de Chile 

Uno de los impactos más negativos de décadas de desregulación en educación superior ha sido la pérdida de credibilidad en instituciones encargadas de impartirla. Los heterogéneos niveles de calidad entre ellas, el comportamiento errático de la oferta educacional y el creciente endeudamiento de los estudiantes y sus familias son costos sociales cuyas repercusiones ya están expresándose en el malestar de la ciudadanía con un impacto global difícil de vislumbrar.

El resultado para el sistema educacional terciario es la pérdida del valor del título universitario per se. Y cuando eso sucede se desprestigia el proceso que le precede, que es justamente el proceso formativo.

En Chile, una institución que no está acreditada, que le es rechazada la acreditación o que la obtiene por uno o dos años, no sólo puede continuar operando, sino que, haciendo uso de la autonomía que le confiere la ley, puede ampliar su oferta educativa, abriendo nuevos programas y sedes. Esto demuestra que la autonomía de las instituciones de educación superior y la libertad de enseñanza son principios férreamente resguardados que se valoran por encima del derecho a tener una educación de calidad y equitativa.

Se podría argumentar que el objeto de la acreditación no es regular, sino discriminar según niveles de calidad. Así, lo que aportaría la acreditación es información para que un “consumidor racional” tome decisiones, optando libremente entre un conjunto de opciones dentro de un mercado donde existe transparencia y simetría de información. No hay que indagar demasiado para percatarse de que estos supuestos son particularmente complejos de aplicar al ámbito de la educación.

Si aún así se concede que la acreditación busca discriminar, ¿qué calificativo se podría asignar a un sistema de educación superior en el cual el 90% de las universidades están acreditadas? ¿Somos todos tan excelentes? No. De las 52 universidades acreditadas en Chile, una tiene un año de acreditación y a otras seis se les ha extendido una certificación sólo por dos años, en una escala entre uno y siete años. Fue justamente una de estas universidades, con una matrícula cercana a 20 mil estudiantes, que se vio recientemente envuelta en un escándalo por incumplimiento de obligaciones con sus trabajadores mientras se hacían millonarios pagos vía arriendo de inmuebles, todo ello favorecido por la grave desregulación que caracteriza al sistema universitario chileno y por la aplicación falsa de la ley que establece que las universidades deben ser corporaciones sin fines de lucro.

Ante este panorama, cualquier propuesta para un real “aseguramiento de la calidad” que no sea integral, drástico, contundente, resultará sólo en una suerte de política de “control de daños”. Porque eso es lo que la desregulación ha causado a la educación superior chilena, un grave daño que hoy, ante la visibilidad creciente de sus heridas, se busca revertir.

¿Cómo revertimos este daño que se arrastra por más de 30 años? Simple: regulando en primer lugar el sistema de educación superior. Es dentro de un sistema regulado de educación terciaria que un sistema de acreditación resulta verdaderamente útil. Una Acreditación 2.0 sólo cobra sentido en un contexto de Educación Superior 2.0.

El sistema educativo debiera tener una normativa clara y fiscalización de los conflictos de interés, imponiendo a todas las instituciones educativas que reciben directa o indirectamente recursos fiscales, sean públicas o privadas, el control del uso de esos recursos por parte de la Contraloría General de la República y cumplir con la Ley de Transparencia.

En lo inmediato, es posible mejorar significativamente la acreditación como la conocemos: acreditación obligatoria e integral, que no separe la evaluación institucional de la de programas; acreditación con resultados más nítidos, con una escala de acreditación más simple e informativa; acreditación pareja, que no diferencie áreas de acreditación; acreditación orientada a resultados, y no sólo a procesos, que incorpore resultados de empleabilidad, desempeño en pruebas y análisis de estándares verificables, entre otros.

Restaurar la credibilidad en las instituciones de educación superior y la fe pública requiere con urgencia una reforma mayor de todo el sistema. Sólo entonces vale la pena hablar de una Acreditación 2.0.

El Mercurio A2, domingo 17 de junio de 2012

——————————————————————————————————————————————————

Especiales “El Mercurio”.

Certificación de la calidad: La importancia de acreditar la investigación

Hoy es posible para los planteles certificar sus programas de magíster y doctorado, y también en su área electiva de investigación que está contemplada en la acreditación institucional.  

Publicado: Viernes, 29 de Junio de 2012

El fomento a la investigación debe ir de la mano de la calidad no sólo de los científicos, sino también de las instituciones que los respaldan. Por eso, es importante tener en cuenta que no sólo los programas o carreras de una universidad están sujetos a acreditación, sino también la institución misma.

La acreditación institucional se refiere a la verificación de la existencia formal y a la aplicación de políticas y mecanismos que velen por el cumplimiento de los propósitos institucionales y sus resultados. Esta acreditación comprende las áreas obligatorias de gestión y docencia de pregrado y las áreas opcionales de investigación, docencia de posgrado y vinculación con el medio.

En este sentido, la posibilidad de incorporar áreas adicionales debe ajustarse a las características de la institución y a los términos de referencia establecidos, permitiendo, en el caso de la investigación, la búsqueda de nuevo conocimiento que impacte sustantivamente en las diversas disciplinas. Con ello, se fomenta el desarrollo de investigación de alto nivel, aportando al conocimiento científico, tecnológico y disciplinario a nivel nacional e internacional.

“Que una institución se acredite en áreas optativas denota el desarrollo de actividades de alto nivel, propias de instituciones complejas. En la evaluación de estas áreas optativas se considera, principalmente, el sistema de gestión, los recursos académicos con que cuenta, la infraestructura y equipamiento que apoyan estas actividades de investigación y posgrado y los resultados obtenidos, principalmente referidos a publicaciones, patentes y proyectos con financiamiento externo”, explica Iñigo Díaz, presidente de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA).

En la actualidad existen quince instituciones que cuentan con acreditación vigente en el área optativa de investigación. Adicionalmente, cuatro instituciones, que se encuentran en proceso de acreditación institucional, han optado por incorporar esta área.

Los programas

Ahora, para quienes recién comienzan la senda de la investigación y están pensando optar por un magíster y luego un doctorado, también es fundamental averiguar si esos programas están acreditados, ya que es garantía de su calidad.

Iñigo Díaz, presidente de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA).

Iñigo Díaz está convencido de que para que Chile avance en la senda de un país desarrollado, es fundamental que la formación de posgrado siga experimentado una significativa expansión y diversificación, como lo ha hecho hasta ahora, dado que es precisamente en este nivel donde se forma el capital humano avanzado que asume tareas especializadas en el mundo del trabajo o bien que se inicia en el ámbito de la investigación.

“De esta manera, la formación a nivel de posgrado debe tener una mirada estratégica, por lo que el aseguramiento de la calidad de estos programas constituye un gran desafío para el país”, dice.

Precisamente, la acreditación de programas de posgrado, particularmente de doctorados, permite garantizar que éstos cumplen con sus objetivos, es decir, la generación de conocimiento científico, tecnológico y disciplinario en las diferentes áreas del conocimiento, mediante la formación de investigadores que generarán publicaciones, patentes y proyectos de investigación, los que sin duda serán un aporte para el desarrollo del país.

Díaz cuenta que hoy en día la oferta académica de doctorados en el país es de 216 programas, de los cuales el 63% cuenta con acreditación, lo que comparado con los magísteres, es bastante superior, ya que el porcentaje de acreditación de las maestrías llega sólo al 18%.

Para él, los principales desafíos, en cuanto a la acreditación de doctorados se refieren a una mejor definición de criterios y estándares de calidad cada vez más rigurosos, asociados a la incorporación de buenas prácticas e indicadores de productividad y excelencia académica progresivamente más completos.

“Asimismo, la acreditación de estos programas debe avanzar hacia la focalización en la autorregulación y en la internacionalización e impacto de estos programas, con el fin de que la calidad de los posgrados esté, de manera demostrable, a un nivel equivalente con la oferta de las mejores universidades del mundo”, explica.

Fuente: http://www.edicionesespeciales.elmercurio.com/destacadas/detalle/index.asp?idnoticia=201206291035835

——————————————————————————————————————————————————————————————————–

Mayor información:

Anuncios

Un pensamiento en “Acreditación Postgrado

  1. Pingback: Crisis en la Educación Superior: Destituyen a Patricio Basso, secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Acreditación. | AIP-UChile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s